Trucos de ir por casa

 

Si hablamos de destreza o habilidad, los enfermos de DT sabemos de nuestra capacidad para hacer la mayoría de cosas, sólo que sin adoptar la postura más natural, y haciendo, eso sí, más uso de la fuerza que de otra cosa. Es bastante habitual que un sentimiento de 'absurda' pero inevitable vergüenza se apodere de nosotros y prefiramos desarrollar muchas actividades a solas, o simplemente renunciemos a las mismas bajo la 'curiosa' mirada de otros.

Con todo, el enfermo distónico sabe cómo utilizar en su beneficio una serie de trucos que, con mayor o menor fundamento (eso es realmente lo de menos), le hacen la vida, en alguno de sus momentos, más llevadera. De hecho, vive con esos trucos hasta el punto de convertirlos en parte de sus protocolos de funcionamiento diario.

De hecho, el propósito de este punto es compartir algunos de estos trucos, con el objeto añadido de entender que lo que muchas personas pueden interpretar como manías no son sino recursos más habituales entre nuestro colectivo de lo que puede imaginarse.

 

Ésta es una pequeña aportación personal extraída de mi experiencia en cuanto a trucos y/o recursos:

1.      Deambulación

a.- Si uno de los pies presenta un movimiento extraño que lo coloca en un distinto plano al otro, ayuda el hecho de aprovechar zonas del terreno o la calzada con determinado desnivel, de tal forma que el pie enfermo ocupe el hueco disponible en la marcha. De manera casi inconsciente, me sorprendo a veces deambulando en los límites de las aceras, de tal forma que mi pie derecho aprovecha el hueco hacia la calzada para no arrastrar o golpear en el suelo.

b.- En cuanto al ritmo de marcha, siento más comodidad si extremo su cadencia; es decir, si paseo bastante despacio (suelo abrir bastante el ángulo de un pie hacia afuera) o si, por el contrario, opto directamente por correr. El ritmo de marcha 'normal' es el que me provoca más problemas de coordinación.

c.- Descubierto apenas unos años, y aunque parezca sorprendente, ando hacia detrás perfectamente y sin la menor dificultad. Es obvio que las circunstancias sociales, añadido al hecho de no disponer de ojos en el cogote, hacen de ésta una posibilidad raramente utilizable que, sin embargo, yo manejo cuando me es posible y, desde luego, nadie me ve.

2.      Escritura

a.- Mi experiencia personal, tras ir utilizando diferentes puntos de apoyo como diestro en la etapa juvenil de mi vida, me llevó a convertirme en zurdo para la ejecución de actos necesitados de destreza, que no para los de fuerza.

b.- La extensión absoluta y rígida del brazo, la utilización de puntos de apoyo (barbilla, pecho, etc.), el asimiento del bolígrafo a modo de cincel, o la combinación de diferentes trucos pueden resultar de utilidad práctica en los distintos episodios de la enfermedad.

c.- Un interesante recurso que nos brinda la tecnología es el uso de programas o software de reconocimiento de voz, cada vez más perfeccionados y útiles incluso para diferentes idiomas. (Sin ánimo de publicitar ninguno, significar que utilizo el 'Dragon Naturally Speaking' con resultados bastante aceptables en cuanto a ahorro de esfuerzo y tiempo)

 3.      Rigidez, espasmos (espasticidad)

De naturaleza probablemente más psicológica que otra cosa, lo cierto es que para 'relajar' o distender una determinada zona muscular parece funcionar la 'técnica' de focalizar físicamente (a veces incluso mentalmente) otro punto concreto cualquiera, y pellizcarlo, por ejemplo, con relativa intensidad. 


Cualquier ayuda siempre es un regalo                                                                                                                                                    

Sin embargo, y más allá de los trucos que extraemos con los años, día a día, a partir de nuestra los avatares de nuestra experiencia junto a la distonía o cualquier otro desorden del movimiento, disponemos de especialistas médicos y terapéuticos que nos pueden aconsejar adecuadamente.

La novedad es que, desde este mismo momento, contamos con una serie de consejos generales que pueden ayudarte, así como de  asesoramiento fisioterapéutico, 100% gratuíto y desinteresado, en relación con tu sintomatología o sintomatologías concretas.

Para acceder a esta alternativa,  pulsa el botón  Consejos de FISIOTERAPIA  del menú principal.