Agradecimientos

 

Quisiera agradecer brevemente a algunas personas su tácita presencia en esta página.

 

En primer lugar a mis familiares y amigos, a quienes suelo robar demasiado a menudo parte del tiempo que, quizás, debiera dedicarles.

 

Pero en segundo, y muy especialmente, al Dr. José Ángel Obeso (CIMA - Clínica Universitaria - Universidad de Navarra), el neurólogo que consiguió en los primeros años 80  tipificar perfectamente mi enfermedad - tarea nada sencilla -  y proporcionarme las pautas a seguir dentro de unos cauces lo más normales y asumibles posible. De hecho, el trasfondo de estas páginas recoge la propia esencia  de su mensaje.  

 

Más allá, quisiera mencionar al Dr. Burguera (Servicio de Neurología del Hospital La Fe) y al Dr. Millán (Unidad de Genética del Hospital La Fe), quienes con su cercana actitud, en lo profesional y lo personal, han conseguido que enfrente una nueva fase de mi DT tal y como se expone en este espacio web.

 

También quiero agradecer la colaboración de mi multifacético compañero Vicente F. en la versión inglesa del espacio web. Y, desde luego, mi más sincero agradecimiento a Luis Ramón Casaus y su generosísima colaboración y predisposición activa en el campo de la fisioterapia aplicada a la distonía y otros desórdenes del movimiento.

 

Finalmente, mi agradecimiento más absoluto a todos aquéllos que encuentren en esta página, y en el blog paralelo, una plataforma útil para sí mismos y, sobre todo, para otras personas a las que quizás poder ayudar.

 

Muchas gracias a todos.

 

Fernando Hernández